dimarts, 23 de juliol de 2013

Vacances, lectura i bon rotllo

Com l'any passat, recomane unes lectures estivals i bon rotllo aquestes vacances!


  1. En particular, recomanaria el blog del meu amic Rafa Garzó "Marx desde cero". 
Per a aprendre una mica de marxisme. Especialment les últimes entrades sobre Gramsci, que crec que pot tornar a ser un referent per a la reflexió i per a les oposició al capitalisme. Vos deixe el llibre de Rafael Díaz-Salazar "El Proyecto de Gramsci"

  

2. També recomane posar-se al dia amb els temes relacionats amb el deute. Pense que el tema del deute serà determinant ara i en el futur.
- Plataforma Auditoria Ciutadana del deute

Cada mesura que imposen és la solució per a tots els nostres problemes, però una vegada obtinguda cedeix el seu lloc a una nova imposició que torna a presentar-se com la solució a tots els nostres problemes, que una vegada obtinguda cedeix el seu lloc a una altra nova demanda… i així en una cadena interminable d'imposicions que garanteix el flux i creixement dels seus beneficis a costa de la destrucció de l'Estat i de les condicions de vida dels quals solament tenim i depenem del nostre treball. 

Per açò totes aquestes mesures són interminables. No té sentit esperar i esperar a que arriben “temps millors”. El deute garantirà que també en el futur hi haja una supremacia dels rics sobre la classe treballadora. El que estan fent realment és desmantellar l'Estat i transvasar rendes dels pobres als rics.

L'experiència del deute extern (deute etern) en els països llatinoamericans hauria de fer-nos pensar que la millor opció per a fer front ara a les retallades i la injustícia de la crisi és la nostra oposició decidida, i que la millor opció per al futur és advertir-los que no pensem pagar un deute que és il·legítima.


Vacances, lectura i bon rotllo




dimecres, 10 de juliol de 2013

Per una intervenció sindical de classe des dels treballadors i treballadores de l'ensenyament en precari


Cuando denunciamos recortes en educación, no estamos contando algo “en abstracto” ni algo que nos han contado. Casi en cada colegio público del País Valenciano el curso que viene tendrán un maestro o maestra menos. 

Muchos docentes han visto su plaza suprimida, otros y otras temen por ella. Pero la peor parte se la llevan los trabajadores temporales de la educación, el profesorado interino, sustituto o en desempleo. En total la plantilla del cuerpo de maestros perderá 923 docentes exactamente como consecuencia del recorte directo de plantillas, y del (des)arreglo escolar que, por cierto, a última hora han vuelto a (des)arreglar. Y serán los trabajadores y trabajadoras en precario quienes tendrán menos plazas o se verán abocados al paro como consecuencia directa de estos recortes en concreto.

La FE CCOO PV hemos denunciado esta situación en un comunicado de final de curso: Estas medidas sólo responden a la política de reducción del déficit, pero no están hechas con criterios educativos ni sociales. Sólo producen más paro y menos recursos para la escuela pública. Eso y sólo eso.

¿Es posible una intervención sindical de clase en este contexto? ¿Cuál? El planteamiento más acertado será huir de corporativismos y unir a sectores educativos en lucha. No hacer victimismo, sino defender la dignidad como trabajadores y trabajadoras. No caer en simplismos, sino hacer análisis complejos y dar respuestas globales. El conjunto de la comunidad educativa está interesada.

Por tanto, debemos intervenir ante las supresiones, las reducciones de personal, los despidos y el paro. Me parece una evidencia desde la perspectiva de un sindicalismo de clase. La defensa de los y las trabajadoras precarias debe ir de la mano de la defensa de las personas desempleadas de todos los sectores de enseñanza. La información concreta sobre adjudicaciones, actos, peticiones y fechas, son pertinentes y necesarias. Junto a ello hace falta un discurso que centre en los recortes y la reducción de plantillas la razón de las supresiones, despidos y desempleo entre el profesorado. Pero no es suficiente con la denuncia, sino que hace falta la organización y la participación de los colectivos afectados.


Por eso tenemos razones para la lucha, y desde la unidad de los trabajadores y trabajadoras será posible.